Sanarsis, la meditación activa para recuperar el placer por la vida

sanarsis logo

SANARSIS y la meditación activa integrativa

La SANARSIS es una forma de meditación activa creada en base al Método Syneidesis de creación consciente, cuyo objetivo principal es acompañar al que la realiza a resolver todos aquellos conflictos internos relacionados con el placer de vivir y recibir.

La esencia de la SANARSIS es crear una dinámica que transforme en placer, todas aquellas emociones, pensamientos, sensaciones y programas relacionados con el dolor, el sufrimiento o el hastío. Esto es posible debido a que la SANARSIS se desarrolla desde la autosugestión. Aunque esto puede aplicarse de muchas formas, existe un protocolo que marca un punto de partida para todo aquel que desea profundizar en la SANARSIS.

La SANARSIS se sustenta en el hecho de que el cuerpo busca constantemente el placer, ya sea porque se lo permitimos o porque se lo negamos y reprimimos. Sea de la forma que sea, el contacto con el placer es su principal foco de atención. Incluso el masoquista es capaz de transformar una experiencia de dolor en una de placer. Eso significa que la forma más directa para reprogramar las creencias que habitan en nuestro cuerpo, en nuestros órganos y nuestras células, es el placer.

La SANARSIS es una forma de expresión artística que trata de recuperar la sensación de placer dirigida a la creación consciente y la liberación mental, emocional, visceral y corporal. La forma de lograrlo es relacionando el placer a los movimientos y acciones que nos conviene anclar desde el cuerpo aprovechando los conocimientos de reprogramación corporal que el Método Syneidesis ha experimentado y desarrollado, tras años de estudio sobre el subconsciente y la forma de desprogramar creencias.

En nuestras células está todo, nuestras memorias limitantes y toda la información que nos permitiría ser nosotros mismos sin juicio, sin culpa. Es por eso que lo primero que necesitamos hacer, es reconocer al cuerpo como el grial sagrado que hace posible la experiencia física. A partir de dicho reconocimiento necesitamos comprender que la única forma de reprogramar los órganos, la sangre y cada parte de nuestro cuerpo es convenciendo a nuestra mente subconsciente biológica de que lo que representamos es real.

Eso necesita dos requisitos básicos:

  1. Que el cuerpo sienta como real aquello que actuamos
  2. Que la acción sea sostenida en el tiempo mediante la repetición hasta que el cuerpo la integre como normal, como habitual, como real.

La SANARSIS trata entonces de generar movimientos corporales sanos, acompañados de respiraciones, visualizaciones, mantras y cantos o invocaciones mientras se relacionan dichas dinámicas a la experiencia del placer. La clave está en que el cuerpo normalice cualquier acción beneficiosa para nosotros en un placer y al mismo tiempo podamos transformar todo aquello que detestamos. La parte más impactante y por ello fundamental de la SANARSIS es el gemido, que nos conecta directamente con la memoria del placer en la sexualidad.

En SANARSIS tratamos entonces de que el cuerpo relacione con el placer aquello que deseamos integrar, sostener o transformar. El apoyo de los diversos movimientos de carácter creativo dirigen las dinámicas hacia ese aumento progresivo del gemido que nos conecta con el placer de vivir, de sentir que nos entregamos a la vida.

Un ejemplo de aplicación práctica y sencilla de la SANARSIS sería que alguien con un dolor corporal, donde habitualmente el gemido se asemeja más a un modo de queja, fuera transformando ese quejido en gemido de placer mientras trata de generar movimientos corporales que acompañen a liberar aquello que lo está condicionando. No se trata de fingir fomentando el autoengaño sino más bien de encarnar ese arquetipo de placer relacionado con la forma y el objetivo, lo mismo que se hace en psicodrama o constelaciones sistémicas cuando se toma la actuación como una forma de encarnar información que nos ordena y por consiguiente, nos sana.

Este modo de interpretación unida al placer llevará al practicante, tarde o temprano y gracias a la repetición, a conectar inevitablemente con sus memorias de placer, algo que permitirá ir convirtiendo cualquier experiencia en satisfactoria desde el cuerpo. Para ello se ha creado un protocolo inicial que aprenden los alumnos que desean formarse en SANARSIS. Una vez integrada dicha dinámica, cada alumno podrá hacerla suya y experimentar la SANARSIS a su manera.

La formación de SANARSIS dura unas horas y es siempre gratuita. Es una aportación social del Método Syneidesis creada para acompañar de forma respetuosa cualquier forma o proceso de sanación.  No es por tanto la SANARSIS una forma de atención médica o terapéutica sino más bien artística y complementaria a cualquier tratamiento médico u holístico, una suerte de meditación activa que facilita el desbloqueo del cuerpo y la alineación de todos sus centros.

Pero sobretodo, la SANARSIS devuelve al practicante las sensaciones que nos unen al placer de vivir de forma simple y divertida, especialmente si la realizamos en grupo, donde los ataques de risa son naturales y se aprovechan para expandir la experiencia evitando siempre que se conviertan en una excusa para salir de la conexión de todo aquello que se está viviendo.

Además de los procesos de meditación activa, podemos hacer SANARSIS mientras desarrollamos actividades cotidianas generando en nuestra memoria corporal relaciones de placer y no de sufrimiento al introducir el gemido en dichas actividades. Pasar la aspiradora, fregar los platos, cargar un camión, ir a correr, realizar tareas domésticas que nos parezcan incómodas, así como deberes y obligaciones que podemos transformar en elecciones placenteras.

IMG_1004

Victor Brossah

Artista, pintor, escritor y creador del Método Syneidesis que impulsa el conocimiento y la aplicación práctica del arte consciente como herramienta esencial para reprogramar y proyectar nuestras vidas de forma saludable.

Redes Sociales:

Facebook
Twitter
Youtube

Nueva Obra